viernes, noviembre 11, 2005

Hoy estoy un poco mejor. mas tranquilo. pero hoy es viernes, y mientras algunos de vosotros teneis la posibilidad de beber con gente, yo tengo la posibilidad de beber solo.

el efecto sedante de internet. me jode reconocerlo. te hace sentirte parte de un grupo, como algún esquin pensará cuando le reviente la encía a un negro con la punta de la bota. mira este, mira aquél. coño, que gracioso. esas cosas.
te empiezas a bajar cosas, te empiezas a mirar cosas... nada, nada.

creo que a este paso se me va a poner el blanco de los ojos, completamente rojo. no, estoy bien de lo mio, pero 10 horas delante de la pantalla en el curro, y luego las que toquen en casa, empiezo a temer por mis retinas. y yo soy débil.

Os echo mucho de menos, pero en fin, ya va pasando lo peor. Depende del dia... pero esto sigue teniendo un tufillo raro... como el que sale de mi regazo.

Hoy he estado leyendo el blog de el borrajudo. Mierda, con el fondo de pantalla negro, a la media hora los ojos ya no distinguen una linea de otra. aaaaaaa.

3 comentarios:

fettuchini dijo...

La debilidad, amigo, la debilidad. Sepa que por aquí se le echa de menos aunque atemperado por el hecho de que, como le vemos poco el pelo, ya estamos más bien acostumbrados.
Este sábado salimos con Elena y fuimos a comer a una taberna como la de los Serrano, jamón, queso, paté y butifarra del país. Luego nos emborrachamos en un bar y luego en la Casa del Loco. Daniel, más jesucristo que nunca, murió y resucitó a los tres cuartos de hora. Sisa se empeñaba en que todas las chicas del bar eran de Gallur o lo parecían. Yo no sé en qué me andaba. A la vuelta a casa acompañamos a Elena desde el casco hasta su casa que, si no me acuerdo mal, está cerca del Boston. Allí Esther y Cristina se cogieron un taxi y Jorge, Enrique y yo bajamos andando hasta a casa pasando por el Rollo y parando en la tienda amarilla a comer algo caliente, triangular y con chocolate por dentro. Llegué a casa y dormí la mona. Al día siguiente me sentí sucio y despreciable. Fue un domingo muy normal.

¿Te he contado que me he descargado una LEGIÓN de comics del Capitán América? Supongo que algo sospecharías a estas alturas. No te creas, no son malos del todo. Te lo explicaría pero creo que estos temas no te terminan de interesar.

Ende.

fettuchini dijo...

"Os echo mucho de menos, pero en fin, ya va pasando lo peor. Depende del dia... pero esto sigue teniendo un tufillo raro... como el que sale de mi regazo."

¿Q-qué tufillo raro te sale del regazo? Eso se soluciona con agua y jabón, so cerdo.

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Pues si no sabes leer blanco sobre negro, me lo dices a la cara!!. ¡Ven aquí si tiés cojones, putarraca!.

Lo que pasa es que sigues picao con lo de las fotos "artísticas".