jueves, diciembre 22, 2005

Hola. Ya estoy en Zaragoza. Simplemente quería comentaros que he creado una nueva religión : el Cristianismo Sinóptico.

CRISTIANISMO SINÓPTICO

Primer y único mandamiento:

"No juzgues la vida de nadie".


Como buena religión que se precie, ya consta de sus escisiones:

CRISTIANISMO SINÓPTICO RADICAL

"No juzgues"

CRISTIANISMO SINÓPTICO NEGATIVISTA

"No juzgues la vida de ninguna persona de buena voluntad."

CRISTIANISMO SINÓPTICO ARAGONÉS

"No juzgues la vida de nadie, co".

CRISTIANISMO SINÓPTICO ARAGONÉS RADICAL

"No juzgues, co"


Si abrazáis cualquiera de nuestras escisiones, desde luego no seré yo quien os juzgue (siempre y cuando elijáis alguna de las escisiones reconocidas).
Personalmente, me inclino por la cuarta, y mirad sus efectos en mí.



No sé a qué estáis tardando.

4 comentarios:

Marga dijo...

¡¡He visto la luz!!

¡Me convierto al cristianismo sinóptico aragonés radical!

¡¡Guíame, oh maestro!!

¿Cuándo empiezo a repartir biblias y a dar la murga a domicilio? XDDD

fettuchini dijo...

Me declaro agnóstico.

fettuchini dijo...

Pensándolo bien me declaro ateo. Hacer juicios irreflexivos sobre los demás es uno de los mayores placeres que se puede tener en este mundo.

Marga dijo...

Pues qué quieres que te diga; el sexo, la comida y las charlas frikis de coña dan mucho más placer y en principio no te hacen perder amigos.

Pienso que necesitas una novia.