sábado, enero 28, 2006

tartiflette, pero con condón.

Hola pequeñuelos.

Ayer tuvimos cena francesa aquí en casa. Bien, vinieron un par de franceses, un indio y también el hermano del francés que vive conmigo que ha venido de visita. Cenamos tartiflette, que es poner patatas cortadas a rodajas, con cortes de bacon y tal, y luego colocar encima dos quesazos redondos de a kilo, ponerlos al horno y que se fundan encima. Muy bueno, y mira que a mí no me gusta el queso. Aunque, ya la había probado el año pasado en otra lifara françoise en nottingham.

Y ahora, sermón.

Cristo era un tio majo, la verdad. Seguro que ahora estaría predicando "poneros el condón, el condón", porque desde luego, lo de "crecer y multiplicaos" creo que ya lo hemos cumplido. Cuando Cristo empezó a dar la tabarra, le decía a la peña cosas que iban contra las costumbres del pueblo de Israel. Por eso, si ahora Jesús apareciera, lo normal sería que dijera:

"Ponte el condón,
pónselo a él,
no lo hagas por tí,
hazlo por Israel.

El que tenga oidos que oiga".

Se ve que gustaba de las parábolas, el tío.

3 comentarios:

fettuchini dijo...

Cuando yo vaya para allá tendremos una cena española:

nos sentaremos a ver el futbol mientras las mujeres cocinan y ponen la mesa, nos la comeremos mientra gritamos "¡Falta!" y "¡Arbitro cabrón!", eruptaremos y luego las mujeres recogerán la mesa y fregarán mientras nosotros jugamos al guiñote.

España es triste pero es así, con sus escasas grandezas y sus enormes miserias.

xmariachi dijo...

España es así, pero es España. Nunca ganaremos el mundial.

Anónimo dijo...

Sigo leyendo, por decir algo...me quedo con experimentos con gaseosa, saludos.