miércoles, marzo 08, 2006

El sol del membrillo

Qué mal dormí ayer. Sería por los nervios de la gala.
Dormiría una hora o así, así que he ido hoy solo media jornada a ver que tal. Todavia ando un poco chungo de lo mío.

Y bueno, pues sí. El sol del membrillo, de Víctor Erice. La he visto esta tarde y me ha parecido fantástica. No se si es la mejor película de la década, pero desde luego, sí es la más bonita. Que se le parece mucho.

Yo desde luego, ahora veo las cosas de otra manera. Ahora, cuando cojo mi bote de aftershave, no solo lo cojo, sino que lo vislumbro tornarse un juego de ocres, amarillos y grises precioso, con tonos anaranjados y azules según me muevo, y luego se me cae al suelo.

No hay comentarios: