lunes, octubre 09, 2006

Botones #2 o Todo Sea Por El Arte

Bufff... qué palizón. Este era mi primer rodaje en cine, esta vez como video assist... que se traduce en tira parriba y pabajo con el combo (TV + video), con las baterías y con la maleta de cables, echa conexiones, prepárate para que sólo 1/10 de tus preguntas sean respondidas, y luego cómete broncas. Pero eso sí, estás pululando por el set de rodaje todo el tiempo, al pie del cañón, al lado del director (el gran Julio Mazarico, una de las pocas personas del equipo con quien todo el mundo salió encantado XDD) y la script (gracias Julia!! eres un encanto), el jefe de sonido tb andaba por alli y me echó una mano varias veces (gracias Imanol!), y tb el dire de foto y el ayudante de dirección, el puesto más puto de todo el rodaje. Madre mía si tenía cosas en la cabeza el pobre Emilio, y el tío ahí, que si bien sus maneras no eran las mas correctas (yo menos mal que pasaba de sus bullas e iba a lo mío, que si no me vengo con depre XD ), hay que reconocer que el tio controlaba un huevo. Dicen que hasta podía dormir. Y yo, ya que estaba por ahí, les echaba una mano a los de producción de vez en cuando... y ellos a mí. El caso era no parar.

A ver, yo no tenía ni idea de lo que iba a hacer cuando llegué allí. Y luego resulta que de mí dependía que el dire pudiera ver la imagen... qué estrés.

Y los actores, encantadores, tanto Ruth como Jorge, los principales, pero también el plantel de secundarios y figurantes, muy bien. Yo no soy muy del rollo glamour, del tema he comido con este o cenado con aquél y eso... pero bueno, eso, los tíos, supermajos.

Hubo movidas de todo tipo. Afortunadamente, se pudo grabar todo y se puede decir que ha sido un éxito, aunque para ello haya gente que se ha quemado un tanto, pero bueno, con las condiciones que se dieron, creo que es normal. No es fácil aguantar esas salvajadas de horario, tensión y responsabilidad continua manteniendo la sonrisa intacta.

Teníamos manutención pagada. Pero claro, con jornadas como la del sábado de 15 horas de tute matute, estaba uno luego como para darse una vuelta por el pueblo en plan turismo... que por cierto, el pueblo, realmente precioso. Ya veréis el corto, ya...

La experiencia, buenísima. Siempre es bueno ver como se hacen las cosas desde dentro. He hecho músculo, he perdido peso, tengo agujetas, morreras, moratones... todo sea por el arte!!

No hay comentarios: