lunes, octubre 02, 2006

Hay que ver...

Hay que ver... cuando a uno le parece que todo va estupendo, resulta que se atraganta y se le hace un bolo en el estómago, mezcla de responsabilidad, miedos, inseguridades, apatía, crisis de identidad, soledad mal entendida, replanteamientos, ideas peregrinas e incluso un catarro rebelde. Y todo esto hace que hagas daño a la persona que precisamente menos se lo merece. La persona a la que quieres.

No puedo evitar sentirme mal, pues ¿qué sentido tiene todo esto? ¿cómo puede explicarse? Es sencillo. Afortunadamente, no somos de piedra. "Duro homo, sed homo". Pero esto se arregla, con determinación y apechando. Siento que estoy dando un paso importante. Y cada vez, más seguro de querer darlo y luchar por ello.

Las relaciones son como los huesos: cuando sufren fisuras, fracturas, puede pasar que se rompan o que al rehacerse se hagan más fuertes. Y yo no quiero que se rompa este hueso. No.

Quiero volver a pasear por las Ramblas, decirles que no a los que ofrecen cervezas baratas pero ofrecerles sin embargo algunos pasos de baile gratuitos.
Quiero ir por la calle de tu brazo cantando canciones de Luz.
Quiero redescubrir la Ciudadela de noche, abrazarte por detrás y besarte en el cuello desde lo alto de las escaleras.
Quiero tenerte entre mis brazos, mirar cómo te quedas dormida, y que se me quede esa sonrisa de tonto.
Y quiero curarte si tú estás mal, con todo el amor y la fuerza con que sea capaz.

4 comentarios:

Andrea dijo...

me he emocionado y todo...

:)

Diana dijo...

"Amantium irae, amoris integratio est"

fettuchini dijo...

Adelante, amante.

P.D.: los Electric Six no sólo cantan sobre jovencitos seducidos por maduras. Tambiént tienen cosas aún más raras:

http://www.youtube.com/watch?v=CPvCopt990w

xmariachi dijo...

;)

PD. Los electric six, eh, tienen mas fiesta en el cuerpo que Pocholo.