viernes, agosto 31, 2007

Umbral, mortal y rosa

En mi puta vida he leído nada de Umbral aparte de entrevistas. Qué queréis que os diga. Es así.

Pero alguien con esa pinta merece todo el respeto. Friqui antes de los friquis. Con esa pinta, y esa manera de hablar, y encima que fuera un vividor, coño, pues tiene su mérito. Diríase, una prueba del triunfo de la inteligencia.



Y desde luego, "Mortal y rosa" es uno de los mejores títulos que se hayan publicado. Ya puede ser el libro un peñazo, que no lo sé, pero desde luego el título es perfecto para un libro acerca de tu hijo muerto a los cinco años. Mortal y rosa. Joder, es que es buenísimo.

Por cierto, no entiendo eso de que cuando se muere un intelectual alineado con los de un palo político sólo puedan, y además tengan que, ir al entierro los de ese palo. ¿Dónde queda la persona? ¿Es que un genio de un color político diferente al tuyo es menos genio? ¿No tiene uno derecho a admirar a alguien de otro color político? En fin, ese es otro tema. Yo como homenaje, algún día empezaré a leer ese libro. Digo empezaré porque nunca los termino, pero intentaré empezarlo. Va por usted, maestro gafapasta.

PD. Entre las muertes célebres de esta semana, Emma Penella, la estanquera de Vallecas. Me impactó mucho de chaval, aquella escena donde le dice al atracador, "¡Pues mátame, mátame, si es que ties lo que ties que tener!".

1 comentario:

El Abuelo dijo...

Claro que sí. A todo.