miércoles, septiembre 05, 2007

Poema a un presidente de club de futbol

Dueño de tanto tontaco,
atento al tanto de Tano.
Tanteando tanto tuno,
tensando el tendón tontuno
tienes tintes tenebrosos.

Tánatos tañe contento
la tenia de tu intestino.