miércoles, diciembre 05, 2007

Nuestros sudores

Bordearías la reja
y saldrías a buscarme
ay niña de la tez clara,
a buscarme,

Te mordería la oreja
y correría a buscarte,
a buscarte por la jara,
a encontrarte.

Y tras la tarde de agosto
tendidos al lado del matorral,
nuestros sudores espuma
de la mar.

No hay comentarios: