miércoles, febrero 13, 2008

Reflexiones Di

Los seres humanos gastamos demasiado tiempo y energía en cosas que no nos aportan prácticamente nada.
Lo que ocurre es que en un momento dado, en una agrupación concreta, para tener el beneficio del sentimiento de aceptación externo se cede en hacer esas cosas.
Y se llega a un punto en el que la teórica pérdida de esta aceptación pesa más que cualquier intento de acción en otro sentido.
Entonces, ¿tiene sentido romper esa barrera?
Cuando se rompe, o bien es por cambios grandes en la vida, a los cuales uno se puede subir y aprovechar la inercia; o bien es por necesidad de la persona, del "no aguanto más y aquí os quedáis".
Romper esta barrera sin haber corrido riesgos, está muy bien, pero será normalmente fruto de las circunstancias favorables.
Romper esa barrera con todos los riesgos, te puede dejar tocado, pero desde luego serás una gran persona.

No hay comentarios: