lunes, noviembre 24, 2008

Goya - Perro Semihundido o Cabeza de Perro

Seguimos con el Sordo Genial con permiso de Beethoven. Y vamos con un análisis raro, raro, de Perro semihundido de Francisco de Goya que comentaba fettuchini en un comentario del post anterior del libro de Goya. Precisamente Ramón Gómez de la Serna lo encuadra entre los "asuntos inexplicables" de las pinturas negras junto con Visión fantastica.

Goya - Perro semihundido o cabeza de perro

El cuadro acojona. "El cuadro más bello del mundo" según Antonio Saura, hay que ver. Da mucha angustia. Teniendo en cuenta que Goya pintaba en las pinturas negras lo que le salía del nabo, y no lo hacía para que lo viera nadie sino para expresarse a sí mismo y sacar el bicho. Se me ocurre que vamos a jugar a hacer un análisis similar al que se hace con los sueños en Gestalt.

En los sueños, uno es todos los elementos que existen en la escena. En este caso pocas cosas aparecen: el perro en sí, dónde está hundido (como un fango que lo arrastra hacia abajo), y el resto - el vacío que le es neutro.

Goya es el perro. ¿Qué le ocurre al perro? Está siendo arrastrado, siendo hundido. ¿Qué está haciendo? Esto no está claro. Parece que pugna por salir de ahí como su naturaleza le obliga. ¿Es la sociedad quien arrastra a Goya, el artista incomprendido y por tanto sepultado? Tiene sentido pensar esto cuando él está pintando estas pinturas como medicina - ¿medicina de qué?

Goya es la fuerza que arrastra. Arrastra a algo con fuerza, a un ser. A un ser débil, que también es él o puede ser él. O bien a alguien en su vida. Goya tiende a retirarse, a vivir sólo. Es posible que sea él, o más bien una parte de él. La parte que arrastra puede ser, esa parte que le hace ser normal, un pintor dotadísimo pero complaciente - contra la que el perro lucha, se rebela. Esa lucha entre lo correcto en lo social y lo económico(que al parecer no le sobraba la panoja), esto es, lo práctico, y la apuesta por la expresión sincera de sus visiones, terroríficas por lo reales.

Goya es el vacío. El vacío que observa, y que le permite pintar la escena, que le permite verse desde fuera. Que es necesario para ese pintar implacable, sin concesiones, puro. Con sí mismo y con los demás.

Goya, ese hombre. Seguro que si leía esto dibujaba, al estilo de los Caprichos, a un filósofo con dos pinceles metidos en los ojos y llamando al cuadro "Mucha palabreja pero poca polla" o algo así.

PS. Por cierto, he visto por primera vez un link que verdaderamente añadía algo a la búsqueda y que me interesaba, en los google ads: Un análisis de las pinturas negras según Jung. Se ha ganado un link de jratis, hombre.

3 comentarios:

fettuchini dijo...

Según S., el perro estaba semihundido arenas movedizas, luchando por salir pero hundiéndose cada vez más a cada intento por salir y estoy completamente de acuerdo.

El perro lucha por su vida aunque aparentemente este condenado al fracaso, a hundirse y morir ahogado. Pero a pesar de todo lucha con todas sus fuerzas hasta el final, aunque apenas le asome una cabeza. Podrá salir y salvarse o terminar de hundirse y morir, pero sigue luchando.
¿Alguna vez os habeis sentido tan mal, pero realmente tan mal, que os da la impresión de iros hundiendo mentalmente en vuestras propias arenas movedizas, siendo absorbidos hacia un estado mental en el que la muerte, el dejarte hundir del todo hacia la muerte, fuese preferible a luchar? Y a pesar de todo, se sale adelante. O no.

Pues ese sería para mí el significado del cuadro.

xmariachi dijo...

Ay, sí. Cojones, sí.

Por cierto. Pensando en mi propio análisis de Goya, puedo ver mi propia movida... ¿por qué inferí ciertas cosas en el análisis? Exacto, estaba hablando de mí aunque yo pensara en Goya.

Como solemos hacemos siempre los humanos.

Doñacol dijo...

Pues a mi llamarme lo que que querais, pero asi de un primer vistazo veo una montaña en la sombra, donde se distingue una cabeza de perro, con ojos alegres, eso si, que mira a la luna muy muy de cerca.
Será porque me acabo de despertar de un sueño raro que me ha dejado pensativa, feliz y medio flotando, pero eso es lo que yo veo