miércoles, noviembre 12, 2008

Noticiero documental III

Ha llegado el frío, también a Barcelona, y también a mi garganchón. El viernes pasado agarré una gastroenteritis, que me hizo potar la comida y la cena enteritis (de ahí el nombre). Bueno, no sé lo que fue, pero me dejó el estómago más limpio que el del congoleño medio.

Esta tarde me he comprado un radiador de 2500 watios, de aceite, para calentar la habitación. Lo he puesto a calentar mientras el partido del Barça y bueno, parece que algo sí se nota - aunque lo que son los de Barça, calentar no parece que hayan calentado mucho.

Me he pillado un bisolgrip de esos. Yo es la primera vez que hago una cosa de estas, normalmente paso estos catarrillos de los de no ir al médico, con remedios caseros y poco más, como mucho un paracetamol o aspirina. Así que estoy tomando unos sobrecitos para curar bien este catarrillo. Ya voy teniendo la cabeza menos embotada y voy saliendo del bujero. Hasta me he comprado unos ricolas!

Y na, ya digo, a ver si voy plantando fuerte que dice mi padre. Por ahora voy escribiendo más por esta ventana-refugio, cueva con apertura hacia al exterior pero a la que se puede entrar a pie... pero cuidado si no ves, no te vayas a caer a un bujero, no sabes?.

3 comentarios:

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

¿Eso de plantar fuerte quiere decir cagar duro? Ya veo... por lo que describes, estás constipated ¿Eeeeh?

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

por cierto, ¿qué tal el curre?

Doñacol dijo...

¿No tienes calefacción?
A ver si tomamos más vitamina C (naranjas, limones, mangos, tomates) y menos bisolgrip. A mi me funciona, rodeada de enfermos y como una rosa todo el otoño oye.
Mejorate guapo