lunes, mayo 11, 2009

Suicidios I

- Hola, doctor.
- Buenos días.
- Vengo a su consulta, porque me quiero suicidar.
- Ah, estupendo. En ese cajón de ahí encontrará un cuchillo, una soga, una inyección letal. La pistola no la tengo por el ruido, ya sabe, a ver qué van a decir los vecinos. Y una sobredosis no me la puedo permitir, lo siento, no me paga usted lo suficiente.
- Hombre... ahora no me apetece.
- Pues hala, vuelva cuando le apetezca. Adiós.

1 comentario:

Anónimo dijo...

es verdad o un chiste