sábado, mayo 02, 2009

Tendido Cerdo

Hola amigos, bienvenidos una semana más a Tendido Cerdo, el programa para los amantes del arte de la porcinomaquia.

En los últimos días todos hemos oído muchas noticias, rumores, teorías y profecías sobre la gripe porcina, generando a veces ciertos comentarios que hieren la sensibilidad del verdadero amante del cerdo.
En el programa de hoy queremos dejar de lado el recorrido usual por la actualidad del guarro, y hacer un recordatorio más específico sobre la nobleza y tronío de este bello animal, fuente de salud y prosperidad y siempre amigo del género humano. Dejaremos así para otras semanas el resumen de la actualidad del agitado mundo del cerdeo.



El noble gorrino de lidia nace en las ganaderías a tal efecto, donde vive con gran libertad e inmejorables cuidados, en comparación con sus parientes cuyos bienes se utilizan sólo para la alimentación. Sólo los más bellos ejemplares se destinan a la lidia. Se convierten así en la aristocracia del género porcino.



Al tiempo, aquél rejón rosa de carne balbuciente va creciendo, haciéndose cerdo al lado de sus congéneres en un ambiente propicio para la formación de la personalidad del animal, esa personalidad que luego se mostrará en la plaza y hace a cada cerdo un ejemplar único e irrepetible para la Fiesta.



El cerdo, así, va madurando, desarrollándose, concretando en sí esta bravura característica, transformándose en ese animal valiente que tantas veces hemos visto debatirse en feroz y enaltecedora lucha con el cerdero, aquél hombre que se atreve a plantar cara a tan furo animal, símbolo de la lucha entre especies que la naturaleza ha dispuesto sobre la faz de la tierra.

Amigos, vaya desde aquí nuestra más sincera adoración por este precioso animal, que nos hace disfrutar tantas veces con su señorío en la arena de la plaza. Queremos honrar así al cerdo, cuyo nombre ha sido manchado durante los últimos días en otros medios de comunicación.

Salud, Cerdo.

3 comentarios:

fettuchini dijo...

Solo quiero añadir que es falso, rematadamente falso, las afirmaciones de los antiporcinos de que el cerdo sufre durante la lidia. Es más, es en el coso en el que el noble cerdo puede defenderse, siempren con la nobleza que lleva en su casta, del cerdero.

Recordad las terribles cogidas que tienen muchos cerderos que, como Paquirri, dieron su vida por la porcinomaquia.

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Jajajjajaja...

Qué jodío estás, mangurrián

xmariachi dijo...

Yepa.