domingo, mayo 10, 2009

Val del Omar

Dice Wikipedia, que José Val del Omar (Granada, 1904 - Madrid, 1982) fue un director de cine español e inventor. ¿A que te suena de más bien poco?

Si te suena, enhorabuena, has ganado un caramelo de mel i llimona.
El caso es que el hombre fue un genio de esos que hubo escondidos durante la dictadura franquista. Y tira que se salvó de la quema, quiero decir del garrote vil, fusil o villanías mil, como su colega Lorca. Debió de ser, por una parte porque no se puso en política, lo cual le permitió hacer sus cosas. En España, parece que nadie le hacía ni puto caso: sus películas eran experimentales, sin narrativa, poemas visuales. Terminaban con un "Sin fin" en vez de con el típico "Fin". Además, decían cosas raras y salían imágenes que luego daban miedo a los niños por la noche. Como no debía ser violento, y gustaba de la escenografía e imaginería religiosa y nacional, no se pasó a mayores con él.

Por otro lado, además de hacer películas de este tipo, era un hombre apasionado por la técnica cinematográfica, concretamente con la exploración de nuevas posibilidades. Se ve que patentó varios sistemas, tanto de audio como de vídeo, llegando a experimentar incluso con láser(!). En un festival de Alemania, no sólo se metió en la sala de máquinas, sino que les trajo un adaptador para su sistema diafónico de sonido patentado por él, y además utilizó más proyectores para llevar a cabo el desbordamiento apanorámico de la imagen que complementaba lo que estaba en la pantalla, rompiendo así los límites de ésta. El hombre denominaba sus movidas como PLAT, Picto-lumínica-audio-táctil.
En fin, era un gran inventor, y un gran artista, donde fue pionero tanto en el lenguaje cinematográfico en tanto que poético y experimental, como en su técnica. E imagínate: llevar todo esto a cabo (pensarlo, diseñarlo, construirlo y utilizarlo) estando más solo que la uña.

¿Y cómo se paga todo esto?
Como es natural, con la mayor indiferencia y olvido.

Su obra magna, llamada "Tríptico Elemental de España", consta asimismo de tres partes:
"Aguaespejo Granadino", "Fuego en Castilla" y "Acariño Galaico (de barro)". Andan por ahí rulando por diferentes ciudades, por los museos y tal.

Pues me las acabo de tragar y bien a gusto. Ya hacía tiempo que no veía cosas experimentales, y normalmente porque hay pocas que me digan nada.

Una poética visual, sobre todo en Aguaespejo Granadino, preciosa.
Fuego en Castilla sin embargo, subtitulada "Tactilvisión del páramo del espanto" (tócate los cojones), cumple perfectamente con lo que su subtítulo avisa. Si alguien del público tiene especial relación con las imágenes cristianas, y toda su parafernalia, que se ande con ojo.
La última, Acariño Galaico, ha sido reconstruida y finalizada póstumamente por la Junta de Andalucía.

Recientemente, a esta figura se le está empezando a dar parte del reconocimiento que merece. Muchos pipiolos vemos sus obras y las vemos más que vigentes. Una página web quiere rendir homenaje y mantener actualizada la posición de Val del Omar en el mundo.

Sé desde hace años, que Lagartija Nick hizo un disco llamado "Val del Omar" con letras de sus poemas (el hombre escribió poesía también, todo un hombre del renacimiento). Y Lagartija Nick colaboró con Morente, que me encanta. Todos ellos de Granada, como Lorca. Qué tendrá esa tierra.
Habrá que bajárselo.

También hay una película, Tira tu reloj al agua de Eugeni Bonet, que pretende ser una realización del epílogo del Tríptico Elemental. No sé cómo se podría conseguir esta película, si alguien lo sabe, ya está tardando.

Material:

Aguaespejo Granadino:









Fuego en Castilla:






Acariño Galaico (de barro):






PS. Curioso esto del SEO. Estos de jujel, me han bajado el pagerrán de 5 a 3 en un par de meses! ¡Pero si no he hecho nada! Aparte de linquiar a los cctlds de enormo indiscriminadamente...

1 comentario:

kb dijo...

Es magnífico.