sábado, junio 27, 2009

Cuando lloro te quiero más

- De veras, no lo entiendo.
- Yo tampoco - y él se enjugó las lágrimas, que brotaban como de una fuente intermitente. Su estómago se agitaba. Todo su cuerpo era como una manguera con cortes de agua.
- No sé qué creer, no sé qué pensar. Antes me decías que no lo tenías claro. ¿Pero por qué?
- No lo sé, pero cuando lloro, cuando lloro te quiero más.
- ¿Antes o después de llorar?
- Aaah... pues no lo sé. Después seguro. Abrázame.
Y se abrazaron. Y comenzó a llorar de nuevo. Lloraba cada vez más. Luego ya, paró y se separó. Ella no podía creer lo que estaba pasando. Pero sólo podían salir dos palabras de su boca.
- ¿Me quieres?

3 comentarios:

TransEducaMundi dijo...

¿Lágrimas de alegría o de tristeza? ¿Amor y sufrimiento? Mmm... ¿Romanticismo decimonónico? ¿Masoquismo? ¿Qué será será? :-P

xmariachi dijo...

Aaaah...

TransEducaMundi dijo...

Jejejejeje...