miércoles, septiembre 09, 2009

Fucking Åmål

Lo siento por los pajilleros: en esta película no hay sexo a pesar del título. De verdad, que no se ven teticas ni nada. Hala, ya podéis dejar de leer.

Es una historia de amor lésbico en la juventud sueca (creo que el escenario se puede extender a la escandinava - y a todo el mundo de cultura postindustrial).

Åmål me recuerda a Luleå, ciudad situada en el quinto cojón, donde Héctor estuvo erasmuseando un añico... en especial a las crónicas de Sara, acerca del grado de degeneración de la juventud, en cuanto a valores, identidad, motivaciones, búsquedas, etc... ese deseo de terminar con todo, huir... infelicidad, vaya. Como los quinquis de los 80 de que hablaba hace unos meses, pero con Playstation e ipone.

Se ve por un lado el peso que tiene el ser popular, la apariencia social en Suecia, y también lo oscuro y triste que es todo por debajo si uno tiene buen corazón, o al menos, corazón. Como decía Sara, los suecos son expertos en esconder la mierda y hacer como si nada. Toda la música que viene de allí es luminosa(ABBA, Roxette, y otros tantos grupos de pop comercial), todo el cine que viene de allí es oscuro - acordalse de Bergman, entre otros. Y parece que lo consiguen: son envidiados por medio mundo. Pero, quizá, con eso se quedan. Con eso y muchos árbolicos, y madera para hacer muebles del aiquia.

Precisamente, y como sincronicidad, esta tarde estaba leyendo unos apuntes de Gestalt sobre dinámicas de grupo, y mientras leía sobre la presión ejercida por el grupo (que buscando la libertad de los individuos, el grupo se convierte a su vez en celda, en reglas necesarias para la pervivencia del grupo como tal - y esto amenaza de nuevo a los individuos), me acordé de este pensamiento y que los paises escandinavos(y Japón) son el ejemplo que suelo usar normalmente.

Bueno, pues otra película recomendada.



Si queréis saber lo que dicen, os chupáis la peli. Paso de poner el horrendo trailer en inglés con la voz en off diciendo, como siempre, lo que dicen los críticos de tal o cual periódico. Odio esa costumbre. "Que es buena co, que no te lo digo yo que te la estoy vendiendo, que lo dice Pablo Ruisánchez de La Hoja Parroquial de Almudévar".

PD: Post dedicado a Héctor y Magnus.
PPD: ¡Fenti Fira!

No hay comentarios: