sábado, noviembre 21, 2009

Miguel Littin - El Chacal de Nahueltoro - película chilena


Juez: ¿Por qué mató también a sus hijos?
Jorge: Para que no sufrieran los pobrecitos.

En El chacal de Nahueltoro (título original: En cuanto a la infancia, andar, regeneración y muerte de Jorge del Carmen Valenzuela Torres, quien se hace llamar también José del Carmen Valenzuela Torres, Jorge Sandoval Espinoza, José Jorge Castillo Torres, alias El Campano, El Trucha, El Canaca, El Chacal de Nahueltoro), película de 1969, se representa un triste hecho de la historia de Chile. Un hombre sin cultura, sin posesiones, un paria vagabundo, comete un crimen: mata a la señora con quien convivía, y a sus cinco hijos.

Juez: Por aquél entonces, ¿a qué se dedicaba usted? ¿Trabajaba?
Jorge: No, yo pasaba nomás.

Una vez en la cárcel, allí conoce la cultura. Aprende a leer y escribir, a trabajar (confecciona guitarras y cestos de mimbre). Conoce las ideas, en este caso de patria (Chile) y Dios. Conoce el juego - juega a fútbol con los compañeros de prisión. En su vida hasta entonces, no había conocido ninguna de estas cosas. Más bien, buenos palos. Empieza a generar las ideas de bien y mal. Con la cultura, y la conciencia, comienza a tener juicio.

Periodista: Estuve con su mamá.
Jorge: Pobre mamá. La quiero.
Periodista: ¿De cuándo?
Jorge: ¿De cuándo quiere usted a la suya?

Continuamente hace referencia a su madre, a quien no ve desde hace mucho tiempo, porque se había fugado de los distintos hogares huyendo de los palos que le caían.

Periodista: ¿Qué le diría a su madre?
Jorge: Que esté tranquila.
Periodista: ¿Y qué le diría a la nación de Chile que le escucha?
Jorge: Que me ayuden a conseguir que el Presidente me indulte.
Periodista: ¿Y qué promete usted?
Jorge: No me importa estar preso toda la vida. Yo trabajaré y seré un hombre humilde.

Jorge comprende lo que hizo. Está arrepentido. Pero empieza a tomar conciencia de la cultura, de la sociedad. Tras haber aprendido a escribir, puede firmar su sentencia de muerte. Su cultura hasta ese momento había sido la violencia, y el actuó como tal, sin cuestionar si estaba bien o mal.

Juez(al periodista): Se trata de individuo rústico. De un gañán, digamos, de tercera categoría.

Pero el horno no está para bollos. Su persecución fue mediática, y tuvo que ser protegido ante la masa que quería lincharlo en su detención.

Compañero de prisión: ¿Cómo vas a morir, Canaquita?
Jorge: ¡Sin chistar! ¡Porque sería feo!

En cualquier caso eso ahora ya da igual.

Funcionario: Valenzuela, ha venido a verle el director. Ha venido desde Santiago.
Jorge está leyendo una revista porno.
Gobernador: ¿Necesitas algo?
Jorge sigue ojeando la revista.
Jorge: Ver a mi madre, señor director.
Director: José. Mírame a lo ojos, hombre.
Jorge levanta la cabeza.
Director: No te preocupes por ella. El patronato de reos velará por ella.
Jorge: Gracias, señor director.
Se van de la celda y el vigilante se queda al otro lado de la celda. El director y el funcionario se alejan por el pasillo.
Director: Es increíble su serenidad.
Funcionario: Lo que más llama la atención es esa preocupación por su madre.
Director: Sí. El padre ha hecho una buena labor, no se puede negar.
El hombre está tranquilo. No va a presentar problemas mañana.
Jorge(sonriendo al vigilante, a través de las rejas, enseñándole una foto de la revista porno):
Esta sí que sería una buena despedida, amigo Valverde.

La cinta muestra los últimos momentos del reo, sus reflexiones. Nada lacrimógeno à la Hollywood.

Jorge: Yo pido morir sin venda. Quiero... ver.
Funcionario: Si tú no te dejas vendar, les vas a hacer un daño enorme
a esos hombres que tienen que dispararte en cumplimiento de la ley.
Hazlo por ellos. ¿Quieres?

Jorge duda primero, pero luego asiente.

1 comentario:

diät pillen dijo...

Con cámara y montaje de raíz documental, el rodaje utilizó las locaciones reales en las que ocurrieron los hechos (el lugar del crimen, la celda, etc.), y todos los textos que se escuchan son oficiales: entre ellos, el expediente de la causa judicial y entrevistas de prensa al asesino múltiple.