martes, febrero 16, 2010

Partido de Internet: medidas estructurales, medidas impopulares necesarias, problemas minoritarios, ruido proposicional y otros

Unas notas a raíz de unos comentarios en un artículo sobre el Partido de Internet, respecto a cómo funcionaría respecto a medidas estructurales, cómo gestionaría las medidas impopulares pero necesarias, los problemas minoritarios, el ruido de proposiciones (esto es, acumulación masiva de proposiciones irrelevantes que aneguen el buen funcionamiento del partido) y finalmente, la cuestión filosófica "No creo en la sociedad = no creo en el PdI".

Medidas estructurales

Los paquetes de medidas serán propuestos por los usuarios que quieran, y entre ellas estarán el PSOE, el PP, CiU, etc. y todo aquél que quiera tener representación. Tendrán sus seguidores, y éstos (de no ser que opten por votar en contra) presumiblemente apoyarán el plan de su partido. Habrá quien ni se moleste en entender ninguna votación, y habrá quien sí y se informará y se planteará votar en contra. Todo está bien y tiene cabida: cada cual se implica hasta el punto que quiera. Notar que también sería posible flexibilizar para tener una jerarquía de partidos(por ejemplo, seguir al usuario IU y si éste no se expresa, seguir al usuario PSOE), o bien seguir a tal partido en ámbito económico, y a tal partido en ecología - en cualquier caso, esto es una optimización del sistema principal.

¿Qué pasa con las medidas impopulares pero necesarias?

Ese es un debate que es perfectamente planteable en los términos democráticos actuales. No está siquiera resuelto ahora. Lo que se aumenta en el PdI es el nivel de transparencia, de tal manera que habrá que explicar por qué se toma esa decisión. Hoy día, esta transparencia no existe: se pueden dar excusas lamentables a la opinión pública, léase las supuestas armas de destrucción masiva para entrar a la guerra de Irak, y prácticamente tener carta blanca.

Problemas minoritarios

Un comentarista prevé que la sociedad (mediante el PdI) trate peor que el Gobierno a los problemas minoritarios. Un argumento para mí sin mucho sentido, intentaré desgranar por qué. Voy a dividirlo en dos partes: La solidaridad del Gobierno respecto del votante, y la ponderancia de las cuestiones de ámbito minoritario.

Por un lado, si los Gobiernos toman este tipo de medidas minoritarias, es porque estas medidas son populares. Ejemplos recientes: la ley de dependencia o la ley del matrimonio homosexual. Si se crean estas leyes es precisamente porque aunque afecten a una minoría, tienen respaldo social. Es difícil demostrar quién es más solidario, si el Gobierno o la gente. Sin embargo yo creo que si el Gobierno (evidentemente no el actual sino los gobiernos en general) es solidario es porque los votantes así lo quieren. Si se da cada vez más parte del PIB para el tercer mundo, es porque la gente lo pide: al Gobierno no le interesa para cuadrar sus cuentas. ¿Por qué existen las ONG? Porque ya que el Gobierno no es tan solidario como para hacer eso, lo hace la gente a título personal. Ya lo dice el nombre: Organización No Gubernamental. Si el Gobierno fuera más solidario que los votantes, estas organizaciones no se necesitarían. ¿Quién se vuelca solidariamente con los desastres naturales? ¿Son los gobiernos? Si mueven ficha, es porque el votante se lo exige y lo agradece.

Respecto a las medidas minoritarias: precisamente hay muchos problemas minoritarios que al ser incómodos y no convenirle a ningún partido, ni siquiera salen a la luz. Con el PdI precisamente saldrían a la luz y la gente podría, al menos, conocer el problema. En este sentido sólo veo mejoras. De todas maneras, estamos hablando de un sistema dentro de otro. A veces, cuando se comenta acerca del PdI se piensa en una sustitución de sistema, cuando es una integración. Seamos realistas: estamos hablando de conseguir algún diputado, lo cual sería valiosísimo para refrescar la democracia. Por lo cual las visiones y miedos apocalípticos de los escenarios que mostráis algunos comentaristas son más que infundados. El PdI no tiene por objetivo gobernar, sino mejorar el país. No estamos ávidos de poder, porque aunque tuvieramos mayoría absoluta, el gobierno no sería nuestro, sino que sería el pueblo quien votaría. Esto es: no hay posibilidad de avidez por el poder, porque no existe tal poder. Es uno de los conceptos que más me gustan del PdI.

Simplemente conseguir un escaño bajo este modelo, permitiría:  - hacer oír en la cámara proposiciones minoritarias, incómodas, realidades de las que "nunca se ha querido oír hablar".  - Dar un toque de atención a los políticos: si un partido así obtiene un escaño, es una evidencia de que están haciendo algo mal. Si ellos hicieran lo que tienen que hacer, la necesidad de existencia del PdI sería menor.  - Prueba de la organización popular. En un mundo sedado como el actual, este tipo de movilizaciones populares hace que no se pueda olvidar uno de para quién (se supone que) gobierna.  - Eco internacional. Las consecuencias internacionales de este ejemplo de organización popular daría alas a muchos en otros países, incluso en otros tipos de organizaciones políticas o no.

Ruido de proposiciones (alias "montón de chorradas que filtrar")

Un comentarista proponía que sería un problema filtrar las proposiciones valiosas de aquellas que son meramente ruido. Conoces digg o menéame, ¿verdad? La gente filtra por medio de votos y opiniones las ideas presentadas. El filtro de las ideas que valen, de aquellas que no tienen fundamento ni fuste alguno, funcionaría de manera similar.

Ahora imagina que se añaden filtros, de tal manera que, por ejemplo:  - una proposición necesita X número de votos para pasar el primer filtro, y avanzar a la siguiente fase de borrador.  - El nuevo borrador ha de modificarse con arreglo a los comentarios/enmiendas de el resto de votantes.  - Se repite este proceso durante varias fases. ¿Conoces también el modelo de los RFC (Request for comments)? Es un poco más complicado, pero perfectamente aplicable. Es un sistema de criba muy apropiado que se ha utilizado precisamente para los documentos que definen los protocolos en internet.

Cada cual podrá entrar en el sitio del partido, y podrá ver las proposiciones por temas, por fases, por votos. Podrá ir a una sección del tipo "menear pendientes", donde sí, podrá haber de todo. O podrá ir a la portada, donde habrá los asuntos más interesantes, aquellos que ya hayan pasado fases de borrador y estén a la espera de votación. Creo que ya vas pillando el sistema. En este (necesario) proceso de depuración, se separa el grano de la paja.

No confío en la sociedad

Perfecto, no eres el único. El resto de problemas técnicos del Partido de Internet pueden solucionarse técnicamente, pero éste es más bien filosófico. Y tienes todo el derecho a pensar de este modo. Es lógico que haya cierto rechazo al cambio: el miedo al "bueno por conocer" está instalado en nuestro pensamiento. La fantasía catastrófica.

Pero por otro lado, estás negándote a ti mismo el derecho a ejercer tu propia libertad. En el sistema actual, hay mucha gente que se queja y propone esto o lo otro, habla de lo mal que se hacen las cosas, etc. Muchas de esas personas estarán equivocadas, otras no; de cualquier modo las ideas buenas saldrán adelante y las malas no, y al menos sabremos por qué son malas. Y por otro lado, hay una gran masa de gente que no les interesa la política concreta: simplemente tienen unos ideales alineados y suelen votar a la misma gente. Ningún problema: "sigue" a tal partido, ya está. Todo tiene cabida en el PdI.

Hoy día, si quieres proponer algo como ciudadano, te quedarás con una respuesta políticamente correcta pero que no te aclara nada acerca de la validez de tu idea. "Estudiaremos su propuesta", "Por el momento no valoramos la aplicación de su idea". Conozco gente que lo ha hecho, así funciona. Y así la idea queda sepultada, no se propaga por la sociedad y se mata el diálogo antes de empezar. Proveamos esas herramientas, que están al alcance de la mano, para que quien quiera trabajar por el bien común, lo haga. Y que al proponer algo en el hemiciclo, los partidos tengan que oír y pronunciarse en ciertos temas que evitan por los cauces actuales, y hoy ni se oyen. Entre todos puede darse impulso a esas ideas individuales que quedan olvidadas y enterradas.

Y una nota final: no os centréis todavía en el PdI como opción de gobierno. Eso no es factible en el corto-medio plazo. Centraros en el efecto de tener un partido que lleva al hemiciclo aquello que la gente puede votar en internet. La voz viviente de la sociedad. Simple y llanamente, tu voz en el hemiciclo.

No hay comentarios: