domingo, febrero 07, 2010

PNL, espontaneidad, intuicion y filtros

El cirujano Mario Alonso Puig decía en una interesantísima entrevista en La Vanguardia en 18-10-2004 que

Pensamos que la espontaneidad es un valor, pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, si no, sólo hay automatismos.


Como ejemplo, se aducía el de los músicos de Jazz: necesitan un trabajo de mucha práctica para después, una vez integrada esta práctica, poder tocar sin pensar. A partir de ahí, se puede tocar con espontaneidad.

Yo sin embargo no estoy de acuerdo. Y veamos dos ejemplos.

- Un ejemplo siguiendo el anterior: Miles Davis fue un músico de jazz que precisamente no es famoso por su gran dominio de la técnica, sino por su capacidad de improvisación, y no le fue necesario el haber recorrido el camino de ese trabajo, esa preparación previa, para poder improvisar y expresarse libremente en la música. (Gracias por el ejemplo, Pere).
- Un ejemplo diferente: no hay seres humanos más espontáneos que los niños/bebés. Y éstos lo son precisamente no por preparación previa, no por haber preparado o vivido previamente esto o lo otro: sino por expresión directa.

El automatismo, por contra, aparece cuando existe un patrón repetitivo que se instala de manera inconsciente, de tal manera que hace surco y se hace permanente.

La preparación hace que se integre la técnica. Por ejemplo, todos pasamos por esta fase en el aprendizaje del lenguaje, de tal manera que ya no tenemos que pensar en dos fases, sino que directamente asociamos palabra con concepto y entonces la palabra aparece automáticamente al hablar. Y viceversa al escuchar.

La RAE define la espontaneidad como la "Expresión natural y fácil del pensamiento".
Dicho de otra manera, una expresión sin filtros.
La espontaneidad es entonces anterior a los filtros. Estos filtros se crean con la experiencia: aspectos culturales, sociales, experiencias.

Por ejemplo, si un niño tiene hambre y no tiene comida lo expresa directamente, por ejemplo, llorando y berreando. Si yo siento hambre, antes de expresarlo pasaré la sensación por una serie de filtros antes de llegar a expresarla(si es que la llego a expresar). Pensaré si tengo comida alrededor, o si mi acompañante puede dejarme algunas de sus palomitas. Puedo pensar qué tal se lo tomará. Miraré su cara para intentar no interrumpirle demasiado y tendré en cuenta si la escena es muy interesante para esperar a después. Me preguntaré si me puedo aguantar y si quiero.

Esos filtros se interponen entre la sensación y la expresión de la misma. La espontaneidad existe en mayor o menor grado cuanto menos restrictivos sean dichos filtros.

Recuerdo un libro de ajedrez llamado "Cómo desarrollar la intuición en el ajedrez" (How to develop your chess intuition") de Beliavsky y Mikhalchisin. En él se intentaba ayudar a pensar out of the box, ir más allá del método. Ampliar el pensamiento libre, la intuición, por encima de los filtros que imponen las reglas. Un claro ejemplo, la del valor teórico de las piezas que asigna un valor numérico a cada una: peón, uno; alfil y caballo, tres; torre, cinco; dama, diez. Pero dependiendo de la situación un caballo puede valer más que una torre, dos peones más que un alfil, etcétera. Por medio de esa intuición llegan ideas que no llegarían aplicando el método. Se pueden provocar asimetrías difíciles de evaluar por los medios comunes, pero que sí son evaluables por medio de la intuición. Evidentemente para un óptimo funcionamiento, es necesario incorporar el método mediante trabajo metodológico para incorporar la técnica, y un entrenamiento para la intuición, que se desarrolla con el trabajo.
Vassily Ivanchuk es conocido por su perfil de jugador intuitivo, que le permite encontrar sobre el tablero (esto es, durante la partida y no en sólamente en análisis posteriores) jugadas absolutamente inverosímiles para el resto. Evidentemente esta intuición se ha basado en mucho trabajo.

Creo por tanto que de lo que habla Puig es de intuición, no de espontaneidad.

¿La espontaneidad puede trabajarse?
Sí: por medio del trabajo sobre los filtros. Al funcionar como barreras, rebajando o aliviando la fuerza de esas barreras aparece la espontaneidad negada que había detrás. En esto estoy de acuerdo acerca del poder del entrenamiento de la mente.

PD: Lo de PNL del título, es porque esta entrevista se comentó en el taller de PNL al que asistí este fin de semana.

No hay comentarios: