miércoles, marzo 17, 2010

Amor de todo a cien

Estaba buscando un metro(de medir, no de viajar) y papel de regalo, así que entré en una tienda de todo a cien, como es lógico. Además del metro, me acabé llevando una bombilla, unas cortinas de ducha y una alfombrilla para ídem.

Sin embargo aquél establecimiento no era como los demás. Detrás de la caja registradora había... un blanco. Español, por el hablar. Y delante, ayudando a los clientes... un cubano. Un poco más allá, sacando unos platos de una caja y apilándolos en una estantería, una rumana. El blanco daba ordenes a los demás.

Los todo a cien han sido un mercado dominado por la comunidad china, desde que aparecieron como alternativa al poco lucrativo vendedor de baratijas local. Siempre me he preguntado cómo es posible que tener tantos cachibaches en una tienda, por lo general, grande, sea tan viable como para abrir uno en cada calle. Parece increíble.

Sin embargo, el beneficio que se obtiene por producto vendido es del cincuenta por ciento. Compran a medio euro, venden a uno. En esencia, requiere de cierta inversión inicial (alquiler de local grande y base de cachibaches) pero una vez que el negocio está funcionando, el beneficio es muy grande. Sólo hay que reponer y estar al día de las tendencias(de lo cual generalmente te informa el proveedor). Recuerdo que cuando mi padre tenía una tienda de ultramarinos, el beneficio era de entre un 20-30% del PVP en los productos normales (esto es, exceptuando productos especiales destinados a actuar como reclamo). Y había que ir al mercado a comprarlos con tu propia gasolina.

Por lo tanto, es un negocio lucrativo... si tienes un buen proveedor que te permite reventar el precio. Pero estos proveedores normalmente son chinos, hablan chino y sirven a todo a cien de propietarios chinos. Todo un problema para un español, cuyo lenguaje materno no es ninguno de los idiomas chinos.

¿Es este el aislado caso de un personaje local que ha visto un modelo novedoso de negocio y se ha lanzado a explotarlo? ¿Es un ejemplo extremo de globalización, donde un mercado local, tras ser invadido por una fórmula extranjera, acepta que ésta es mejor que la solución que este mercado ofrecía y por ello no sólo la acepta sino que la adopta sin prejuicios? ¿Es este hombre "uno contra el imperio chino", un héroe solitario que se abre paso en un territorio hostil?

Mientras el blanco me cobraba, entró por la puerta una mujer de ojos rasgados.

Mujer china(MC): ¡Uf! ¡Vengo cansadísima!
Hombre blanco(HB): ¿Qué le pasa a mi cariñín?
MC: No me hables... ¿dónde está David?
HB: Arriba estudiando.
MC: ¿Y el abuelo?
HB: No te preocupes, está en el centro de día. Mira, súbete este afilador a casa que es bue-ní-si-mo.
MC(todavía estresada, sin hacerle mucho caso): Uf, vale, bueno venga hasta luego.
HB: Nos vemos luego, amor.

6 comentarios:

fettuchini dijo...

"Detrás de la caja registradora había... un blanco. Y delante, ayudando a los clientes... un cubano. Un poco más allá, sacando unos platos de una caja y apilándolos en una estantería, una rumana. El blanco daba ordenes a los demás."

Ejem, lo del cubano aún tiene pase pero... ¿de qué color se supone que tienen la piel los rumanos?

Xmariachi dijo...

Jaja, a ver...
si bien es cierto que en ese texto no se especifica la nacionalidad del blanco, también es inequívoca la referencia a los personajes ("el blanco", viene a querer decir que sólo hay uno, esto es que el cubano no es blanco). Sin embargo, ya he cambiado el estilo de referencia antes (blanco es raza, cubano es nacionalidad). Cuando digo "el blanco daba órdenes a los demás", está claro que el blanco es el primero, porque la rumana, aunque sea blanca, no es blanco.

El texto parece dar por sobreentendido que la nacionalidad del blanco es local (español en este caso), pero no se explicita, y eso es cierto. He enmendado un poco el texto, no sé si a peor o fatal.

Bambú dijo...

Bue-ni-si-ma entrada! Suerte y pasalo mu bien por fachadolíz!

fettuchini dijo...

Ya, ya me había quedado claro desde el principio.

Open_Mind dijo...

Se ve bien bueno este blog. Saludos. Te invito a http://futureislost.blogspot.com/

Juanjo dijo...

Brutal la entrada, qué final más bueno jaja!