martes, mayo 04, 2010

El propósito de la revolución cubana

A veces me parece que el propósito de la revolución cubana ha sido la de producir gente de muy alta calidad (humana y profesional) para que luego vayan a otros países a producir con esta calidad y expandir la semilla, no de la revolución, sino del estudio, la cultura, el trabajo, el esfuerzo, la ilusión y la fe en uno mismo y en la humanidad que la revolución inculcó a los jóvenes sobre todo en sus años de gloria y esplendor. Esas son armas poderosísimas para ser los forjadores del mañana en Cuba y en cualquier otra parte del mundo.

Eso sí, los que se quedan, están padeciendo el lado oscuro de esa generosidad.

10 comentarios:

fettuchini dijo...

¡Que viva el Amado Líder!
¡Que su poderoso puño nos gobierne otros 1.000 años!

Xmariachi dijo...

Sí, está claro; sin embargo si uno compara Cuba con otras "democracias" mesoamericanas, supuestamente liberadas por el capitalismo occidental, verás que el nivel de vida es peor, que la explotación laboral alcanza a una mayoría absoluta de la población (80% de la población en Guatemala), donde las mismas familias que controlaban la tierra en la época colonial siguen controlándola hoy - y asimismo, ahora controlan también los gobiernos y los sistemas judiciales, y donde los gobernantes son comprados por multinacionales a nivel global(no individual como suele ocurrir aquí), las leyes son hechas a medida de la multinacional extranjera(generalmente de los USA) que cabildea con los gobiernos locales, los líderes sindicales son asesinados con total impunidad por delincuencia callejera indeterminada, y por supuesto, que interesa a las grandes corporaciones que de esto no se sepa nada. La situación es cercana al esclavismo.

Siguiendo el caso de Guatemala, desde que se abrió el proceso de paz hace diez años, ha habido 200,000 muertos. La población es de 10 millones. Hay 17 asesinatos al día, más de los que hay en algunos sitios declarados oficialmente en guerra. Y no salen por la tele.

Y una diferencia fundamental, es que los gobiernos de esas democracias tuteladas por USA para favorecer a sus empresas, que ellos mismos bautizaron como bananeras en referencia a que allí la United Fruit Company (Hoy Chiquita) pinchaba y cortaba con total impunidad, intentan que la gente permanezca sin educación. Sin escuelas, sin cultura, se relega a la gente a ser poco menos que burros. Y los burros, no es que no se quejen, pero no saben cómo avanzar en sus quejas. Y al que se queja, palos; así, sin conocimiento, se condena a la población.

No quiero hacer una defensa en sí del modelo cubano. En Cuba con su salario no les alcanza a la mayoría para vivir(a no ser que tengas una entrada en divisa que le llaman, esto es que te manden pasta algún familiar) y tienen que trapichear, o bien microrrobando en el lugar de trabajo, o bien.. lo que sea. Pero imagina qué haría España si no pudiera comerciar con el resto de países de alrededor: casi cualquier país del mundo correría la misma suerte. Pero, no tiene justificación la falta de libertad, esto está clarísimo.

Todo esto da para mucho...

fettuchini dijo...

Justificar una dictadura porque "en otras partes están peor" es un sinsentido, al margen de quien apoye o denigre a unos y otros, al margen de lo mucho que se hable en los medios de unos y otros y al margen de si en un régimen hay sólo 10 presos políticos y en otro 2.000.

Xmariachi dijo...

Sí, pero hay que ponerlo en el contexto cultural del que se proviene y la coyuntura en la que se está.

Recuerdo comentar al respecto a Silvio Rodríguez que él mismo fue elegido diputado del Comité ( sin él saberlo, según dice - en China también se funciona así, la gente(cualquiera) propone al candidato, nunca uno mismo; y se vota si se acepta o no) y decía que en su elección votó más del 90% de la gente[citation needed].

El sistema es lo que es innegociable, claro: se hacen reformas pero sobre el mismo sistema, éste no cambia.

Silvio comenta que le parece mal la falta de libertad de expresión en Cuba aunque la justifica como una "defensa" interna... en fin, esto ya digo que es injustificable.

Me gustaría ver qué pasaba si en Cuba hubiera libertad de expresión y el país no estuviera bloqueado desde el exterior.

Meterla en el mismo saco que otras dictaduras del tipo norcoreano, iraquí en su día, etc. es dejar de ver gran parte de la realidad de Cuba, que, a los que estamos al otro lado, nos conviene no mirar, no vaya a ser que sea verdad lo que dicen y tengan algunas cosas mejores que nosotros.

Y lo del "en otras partes están peor", lo digo porque lo que se le pide a Cuba desde el mundo desarrollado, es que se convierta en uno más de estos países. Realmente, a dichos gobiernos les importan un pijo los cubanos y su libertad: lo que les importa es no poder imponer su poder en Cuba como lo han hecho en el resto de países sudamericanos, donde la mayoría de las industrias, concesiones y recursos están controladas por capital externo.

fettuchini dijo...

"Meterla en el mismo saco que otras dictaduras del tipo norcoreano, iraquí en su día, etc. es dejar de ver gran parte de la realidad de Cuba"

O sea, hay dictaduras malas y dictaduras buenas. Y Franco hizo muchos pantanos.
De todos modos me llama la atención digas que algo es injustificable para justificarlo en la frase siguiente. Y en la siguiente. Y en la siguiente.

Xmariachi dijo...

Jaja, hombre, es que porque dos dictaduras lo sean, no quiere decir que sean iguales. Tampoco hay dos democracias iguales.

Yo no creo haber justificado la falta de libertad de expresión, la encarcelación de la oposición, la falta de derechos humanos en definitiva y otras cosas por el estilo. Precisamente a eso me refiero, a que si digo algo bueno de Cuba, parece que me tengo que comer todo el pastel y resulta que estoy justificando toda la dictadura y poco menos que me pinto la cara de guerrillero revolucionario.

fettuchini dijo...

Hombre, no digo que te la comas entera. Tengo mucho más problema con tu 1º comentario que con el texto en sí del artículo (al fin y al cabo, la nobleza insondable y vitalista del alma cubana es un tema que se me escapa). Pero, y esto lo digo como socialdemócrata, nunca he terminado de entender cierto "y tú más" que practica parte de la izquierda moderada en cuanto a Cuba usando argumentos similares a los que otros usan para quitar hierro a otras dictaduras más tristemente cercanas ("No justifico la falta de libertad la encarcelación de la oposición, la falta de derechos humanos con Franco pero que fue él el que puso la Seguridad Social, ¿eh? Y no veas la de pantanos que hizo.").

Curiosamente una persona como Hugo Chavez que, pese a lo que a él pudiese gustarle, no es un dictador tiene mucha peor fama entre la izquierda a lo "El País" que la que pueda tener una dictadura con todas las letras como Cuba. Y esto lo digo a pesar de lo poco y mal que aguanto al teniente coronel metido a revolucionario.

Xmariachi dijo...

Hombre, no creo que la cosa venga del alma cubana como cosa propiamente suya, intransferible e inalienable. Más bien del tipo de educación que la revolución impuso.

Recuerdo un compañero de clase en el instituto que me dijo: "Hombre, dicen que Franco fue malo, pero a mí no me ha hecho nada"(!?).

Buena reflexión la de Chávez, pero yo en parte comparto eso. Ya le gustaría ser dictador. Sin embargo, intelectualmente la movida de Chávez no llega a los zapatos a la revolución cubana en muchos aspectos. La idea de Cuba de construir una nación basada en principios de honestidad, solidaridad, igualdad, trabajo, etc. es una cosa que en el resto de países ya sólo leemos en la Constitución y gracias, pero que no sentimos en nuestro día a día ni tantico asín. Por la dificultad de su proyecto, por la dificultad del entorno, por la solidez de sus principios, etc. La revolución cubana es, con todo, heroica; y Chávez un bocazas con petróleo y habilidades de control de masas.

fettuchini dijo...

Comparto la parte de Chavez.
En cuanto al resto, "go to 10" y cortinilla de estrellas.

Xmariachi dijo...

Me parece bien.