lunes, agosto 02, 2010

Medidas economicas de Raul Castro en Cuba

Ayer, Raúl Castro pronunció un discurso, no tan largo y bastante más práctico que los de su hermano. No creo que Fidel hubiera reconocido algunos de los errores que se pretenden subsanar.

[Se] acordó un conjunto de medidas para acometer, por etapas, la reducción de las plantillas considerablemente abultadas en el sector estatal.

En una primera fase, que planificamos concluir en el primer trimestre del próximo año, se modificará el tratamiento laboral y salarial a los trabajadores disponibles e interruptos de un grupo de organismos de la administración central del estado, suprimiendo los enfoques paternalistas que desestimulan la necesidad de trabajar para vivir y con ello reducir los gastos improductivos, que entraña el pago igualitario, con independencia de los años de empleo, de una garantía salarial durante largos períodos a personas que no laboran.

El éxito de este proceso dependerá en buena medida del aseguramiento político que debemos acometer, bajo la dirección del Partido y con la activa participación de la Central de Trabajadores de Cuba y las organizaciones sindicales.  Es preciso conformar un clima de transparencia y diálogo donde prime la información oportuna y diáfana a los trabajadores, en el cual las decisiones sean colegiadas adecuadamente y se creen las condiciones organizativas requeridas.
La estricta observancia del principio de idoneidad demostrada a la hora de determinar quién merece el mejor derecho de ocupar una plaza, debe contribuir a evitar cualquier manifestación de favoritismo, así como de discriminación de género o de otro tipo, las cuales deben enfrentarse con toda firmeza.

El Consejo de Ministros también acordó ampliar el ejercicio del trabajo por cuenta propia y su utilización como una alternativa más de empleo de los trabajadores excedentes, eliminando varias prohibiciones vigentes para el otorgamiento de nuevas licencias y la comercialización de algunas producciones, flexibilizando la contratación de fuerza de trabajo.

Al propio tiempo, en la citada reunión de los mencionados días 16 y 17 de julio, se aprobó la aplicación de un régimen tributario para el trabajo por cuenta propia que responda al nuevo escenario económico y garantice que los incorporados a esta actividad contribuyan a la seguridad social, abonen impuestos sobre los ingresos personales y las ventas; y aquellos que contraten trabajadores paguen el tributo por la utilización de la fuerza de trabajo.

[...]

Al adoptar estos acuerdos, partimos de que nadie quedará abandonado a su suerte, el Estado Socialista brindará el apoyo necesario para una vida digna, mediante el sistema de asistencia social a aquellos que realmente no estén en capacidad de trabajar y sean el único sustento de sus familias. Hay que borrar para siempre la noción de que Cuba es el único país del mundo en que se puede vivir sin trabajar.

El otro día vi la película Fidel Castro, de casualidad la vi la víspera del 26 de Julio, nombre del movimiento revolucionario que comandó Fidel y tomó Cuba.
Por cierto, las dos versiones de audio dan pena: en la original, son cubanos hablando en inglés con su típico acento cubano. En la doblada en España, son españoles poniendo un acento cubano horrible (excepto uno que era español, que ese sí sale con acento español perfecto). Por lo demás es una buena película para aprender lo que pasó, ya que es bastante fiel a los hechos y no inventa mucho - lo cual hace que a ratos se haga aburrida y algunos cortes no tengan sentido como guión sino como sucesión de hechos históricos. Teniendo en cuenta que pueden ser leídos de muchas maneras, claro.

No hay comentarios: